Ya está aquí Red Hat OpenShift 4.7 y con instalador incluido

Asistente de instalación, kubernetes 1.20 y más novedades en OpenShift 4.7

Kubernetes 1.20 y CRI-o 1.20

Su tecnología se basa en las versiones 1.20 de Kubernetes y el motor de contenedores CRI-O 1.20, que sustituye totalmente a lo poco que quedaba de Docker. OpenShift 4.7 ha continuado su camino de novedades de las que luego hablaremos, pero si podemos decir algo relevante de esta versión es que és más estable, mucho más estable. Se han realizado un montón de cambios en toda la pila de software que mejora para mejoran la disponibilidad, resiliencia y fortaleza del conjunto de la plataforma. Se han implementado más y mejores verificaciones, un nuevo sistema de diagnósticos para el instalador y se han enriquecido los códigos de error. También incluye mejoras en el panel de control para facilitar la monitorización de Pipelines, operadores (conectados o desconectados) sistemas de almacenamiento y redes de de comunicaciones.

¿Un instalador para servidores físicos (bare-metal)?

Pues si, por fín. Esta versión trae la (Technology Preview) del asistente de instalación. Un gran avance para simplificar el despliegue de todo el conjunto de paquetes, dependencias, servicios y configuraciones requeridas para instalar OpenShift sobre nuestros propios servidores.

¿Pero no se instalaba siempre en cloud con un instalador automático?

Si y no. El instalador cloud es genial, todo funciona por arte de magia PERO vez hay más cargas de trabajo como AI, HPC, DL, Telco/5G, ML, que son inviables desplegarlas en cloud por costes (hay que subir y descargar muchos, muchísimos GBs) y por rendimiento. Ya hemos hablado de cómo configurar OpenShift para entornos de IA/DL en servidores IBM Power Systems. Una de las principales objeciones para este tipo de despliegues era la complejidad de la instalación manual del entorno. El instalador va a simplificarlo y mucho.

Contenedores de Windows

Suena raro, pero los cliente de Microsoft son millones en el mundo. Si un sistema como éste quiere triunfar, necesita darles soporte. Ese es el motivo por el cual Red Hat OpenShift 4.7 sigue ampliando el soporte de Windows Containers, característica anunciada ya desde finales de 2020. Además del soporte de Windows Containers en AWS y Azure, OpenShift ahora incluirá soporte para vSphere (disponible a principios del próximo Abril de 2021) utilizando el Installer Provided Infrastructure (IPI) para VMWare. De esta manera, los clientes de Red Hat pueden migrar sus contenedores de Windows desde sus sistemas virtualizados con VMWare a su cluster de Red Hat OpenShift de una manera sencilla y, sobretodo, totalmente compatible y segura.

Soporte para IPSec en OVN

En entornos de cloud híbrida, uno de los grandes retos es como conectamos nuestros nodos y clusters remotos entre sí o hasta nuestros centros de datos locales. Con el soporte en las redes virtuales de OpenShift del protocolo IPSec, esto se facilita enormemente.

Escalado automático de pods

La última característica que queríamos resaltar es el uto-escalado horizontal de pods (HPA). Permite, midiendo la utilización de memoria y a través de un controlador de replicación ampliar el número de pods o cambiar sus características automáticamente.

Si quieres probar Red Hat OpenShift 4.7, hay varias maneras de hacerlo, desde tutoriales de aprendizaje en línea y demostraciones en tu portátil hasta cómo hacerlo en la nube pública o en tu propio centro de datos.

Puedes consultar el resto de novedades en https://www.openshift.com/blog/red-hat-openshift-4.7-is-now-available, montar tu entorno de demo en casa y empezar a formarte ya con nuestros cursos prácticos.