Estudiar una carrera en ciberseguridad, ¡cómo convertirse en un experto en la materia!

Vivimos en la era digital, donde muchas empresas aprovechan las tecnologías para crecer y evolucionar. Se trata de un nuevo modelo de conectividad para comunicarse con los usuarios a través de diferentes vías, intercambiando información de forma sencilla, rápida y cómoda.
Ahora bien, para acceder a estas ventajas tecnológicas es preciso contar con algunos recursos manejados a través de Internet, como es el caso de la nube y el mundo del IoT. Dado que la tecnología empleada sigue un proceso de desarrollo continúo, volviéndose más sofisticada por momentos, las amenazas cibernéticas evolucionan al mismo nivel.

Por ese motivo es preciso contar con una infraestructura de ciberseguridad que haga frente al cibercrimen con efectividad. El robo de información o datos se ha convertido en una actividad común en nuestra sociedad y es indispensable mantenerse al día sobre sus riesgos. Por esa razón, las empresas deben contar con la implementación de estrategias de seguridad que sean capaces de eliminar dichas amenazas. Si estás interesado en estudiar ciberseguridad y dedicarte profesionalmente a este sector en auge, sigue leyendo y te contaremos más al respecto. ¿Cómo convertirse en hacker? ¿Cómo es la carrera en ciberseguridad y cuáles son los pasos a seguir?

Diferentes vías para acceder al sector de la ciberseguridad

Cada vez son más los medios que informan sobre brechas de seguridad generadas en grandes compañías. Por ese motivo, los expertos en seguridad tecnológica se han convertido en parte del equipo de muchas de ellas.  Si te preguntas cómo estudiar seguridad informática para meterte de lleno en el mundo de la ciberseguridad, cuentas con varias opciones. La más clásica consiste en estudiar un grado técnico, como puede ser una ingeniería de informática y ciberseguridad, y después reforzarlo con alguna especialización a través de estudios de posgrado o máster.

Ahora bien, muchos interesados están apostando por otras alternativas sin tener que estudiar una carrera. De hecho, cabe la posibilidad de acceder directamente a un grado especializado en el sector de la ciberseguridad, aunque debes saber que no existen muchos centros que cuenten con esta opción.

Otra vía que se contempla son los ciclos de Formación Profesional, principalmente para aquellos alumnos que únicamente se sienten motivados desde un punto de vista práctico, algo que también pueden desempeñar de forma autodidacta para seguir avanzando. Existen muchos programas públicos y prácticamente gratuitos donde obtener una muy buena formación básica en sistemas informáticos o desarrollo de aplicaciones. A partir de ahí puedes dar el salto a la ciberseguridad a través de formación complementaria y certificaciones que puedes obtener por tu cuenta.

Más adelante hablaremos sobre los cursos de ciberseguridad o los cursos intensivos conocidos como bootcamp ciberseguridad que, en teoría, preparan a los estudiantes para saltar al mercado laboral en menos tiempo. ¿Cómo? Mediante la inclusión de un temario concentrado en torno a un número de clases reducidas que solo sirven de algo si existe una buena base previa.

También existen cursos cortos y específicos que son un excelente complemento a la formación universitaria o a los ciclos formativos de grado superior. Ahora bien, por sí solos no ofrecen conocimientos suficientemente sólidos como para abordar a nivel técnico todo cuanto engloba la seguridad informática, desde lenguajes de programación a  metodologías o procedimientos, pasando incluso por nociones de legislación.

En resumen, el camino para dedicarse al mundo de la ciberseguridad puede variar según las necesidades e inquietudes de cada persona. Cualquiera de estas posibilidades son válidas para formarse en esta profesión, aunque no todos los medios empleados son tan provechosos.

¿Hasta qué punto es importante estudiar una carrera?

Como ya comentábamos, la ciberseguridad está en su máximo apogeo, de ahí que varias universidades hayan decidido incluir en su plan de estudios las esperadas titulaciones de Grado en Ciberseguridad. De cualquier forma, algunas de ellas lo han añadido como una especialización que forma parte del Grado de Informática, de hecho, es lo que nosotros estudiamos en la Universidad Carlos III de Madrid. Ahora bien, ¿realmente es necesario disponer de una titulación superior para trabajar en seguridad informática?

No cabe duda de que estudiar una Ingeniería Informática o de Telecomunicaciones es un comienzo más que válido. Ahora bien, las personas que han optado por esta carrera y han decidido tirar por la ciberseguridad, deberán adquirir una formación especializada más específica.
Estudiar una carrera o ingeniería no es algo imprescindible, pero hacerlo resulta bastante recomendable por una sencilla razón, y es que los estudios superiores siempre te van a aportar unos fundamentos sobre los que enfocar la especialización a la que te quieras dedicar. La universidad nos permite aprender lo más esencial y te permitirá sentar las bases para crear e investigar sobre lo que viene después. La universidad no es el único medio que tenemos, pero sí es la mejor manera para iniciarse en este campo y en cualquier otro.

Además, estudiar un grado como puede ser una Ingeniería Informática te proporcionará unos conocimientos sólidos, que se convertirán en un aliente considerable para las empresas que andan buscando este tipo de perfiles. Y si el grado en cuestión cuenta con una mención a la ciberseguridad, el perfil técnico se convertirá en algo muy atractivo para comenzar una carrera profesional en una gran compañía.

Las opciones son varias, aunque algunos expertos aseguran que las carreras más recomendada a este respecto son: Ingeniería Informática (software o sistemas) y Matemáticas.

El factor determinante que lleva a una empresa a contratar a un profesional es la formación específica y que posean experiencia. Sin embargo, en lo que se refiere a puestos de gran responsabilidad como puede ser un director de seguridad, las grandes empresas suelen apostar únicamente por perfiles titulados. Lo mejor de todo es que si te quieres dedicar a la ciberseguridad, no tienes que ser necesariamente un ingeniero superior.

La nueva realidad tras la Covid-19, ha hecho que muchas empresas hayan tenido que implementar cambios importantes, empleando la tecnología como su eje transformador. Esa es la razón por la que la ciberseguridad está dando tanto de qué hablar y su formación haya sufrido algunos cambios para adaptarse a las necesidades del estudiante.

La interacción profesor-alumno ha cambiado y, además de las clases presenciales, el alumno puede emplear diferentes opciones telemáticas y estudiar online, aunque esta medida requerirá un nivel mayor de compromiso por su parte. En enfoque en materia de ciberseguridad sigue siendo el mismo, lo que sí ha aumentado son las posibilidades para estudiarlo, dando lugar a una formación remota.

Cursos especializados

El campo de la ciberseguridad es muy amplio, aunque actualmente se está extendiendo aún más para todo aquel que desea especializarse en alguna área concreta. Existen ciertas certificaciones que, hoy por hoy, están siendo muy demandadas en el plano laboral como son CEH (Certificado Hacker Ético), CHFI (Investigador Forense de Piratería Informática) y OSCP (Certificado profesional en seguridad ofensiva). Las certificaciones en productos como IBM QRadar SIEM de IBM tienen un gran valor en el mercado.

Del mismo modo, otra formación complementaria que cada vez se está demandando con mayor frecuencia entre los expertos en ciberseguridad es la concerniente a cuestiones legales y éticas.

Para hacernos una idea aproximada contamos con la guía de referencia el Libro Blanco del CISO, una iniciativa de ISMS Forum Spain (Asociación Española para el Fomento de la Seguridad de la Información), en el que han trabajado diversos directores se Seguridad de la Información para ofrecer información relativa al número de funciones y responsabilidades asociadas al sector de la ciberseguridad. De hecho, la cantidad de certificaciones inherentes a esta figura es espectacular.

El estudiante sale de la universidad con una base general, aunque los problemas reales se ven in situ en las organizaciones y empresas. Sea como sea, estos conocimientos deben completarse a través de un aprendizaje específico en materia de ciberseguridad. En este sentido, los cursos o bootcamps especializados son una gran apuesta para continuar formándose en materias como análisis forense, securización de sistemas o hacking ético.

Viendo el apogeo de la seguridad informática, algunas instituciones especializadas en consultoría o asesoría en proyectos de seguridad, ofrecen cursos presenciales y online, así como certificaciones específicas de gran consideración en el sector. Incluso proponen un plan de acciones específico para potenciar dichos conocimientos.

Formación complementaria en Derecho

La mayor parte de estos cursos especializados y estas certificaciones son esencialmente técnicas. Sin embargo, los profesionales de la ciberseguridad deben controlar otras cuestiones importantes inherentes al aspecto legal.

En este sentido, el Derecho se ha convertido en algo clave que hay que manejar y controlar. Muchos expertos en ciberseguridad creen que los profesionales de hoy deben tener una formación en asuntos éticos y legales. Y es que muchas técnicas o herramientas a utilizar pueden tener el título de ilegal en algunos países.

El campo legislativo que rodea a la seguridad informática se está extiendo y cada vez es mayor, de ahí que algunos profesionales estén obligados a formarse en ello: NIS, PSD2, RGPD, entre otras. El tiempo dedicado a este menester puede ser un inconveniente, pues no podrá emplearse para obtener mayores conocimientos técnicos o perfeccionar los adquiridos. Eso sí, no se necesitan conocimientos de Derecho a un nivel avanzado, tan sólo desde un punto de vista básico para saber lo más importante.

No es lo único, pues también se recomienda desarrollar y mejorar las capacidades de comunicación (escrita y oral) para que los demás nos entiendan correctamente. Hay que tener en cuenta que esta profesión te llevará a hacer informes o exponer los problemas o situaciones oralmente.

Ahora bien, esta formación complementaria se adquirirá cono el tiempo, más aún si tienes puesto el punto de mira en un puesto de mayor responsabilidad. De momento, lo más importante es formarse en ciberseguridad para poder aplicar dichos conocimientos en nuestra carrera profesional. Todo lo demás irá llegando poco a poco, principalmente cuando se tienen inquietudes que desean resolverse.

Una vez finalizada mi formación, ¿qué hago ahora?

Debes armarte de paciencia porque la especialización en ciberseguridad llega con el tiempo. De hecho, cada vez son más los estudios específicos que aparecen sobre este sector. Una persona no puede obtener los conocimientos de un día para otro. Además, se hace necesario adquirir cierta experiencia antes de iniciarse en ello.

Para hacerlo posible, algunas compañías han generado nuevos recursos o áreas de preparación al servicio de la próxima generación de profesionales de la ciberseguridad. Asimismo, es posible acceder a determinados eventos llamados CTF (Capture The Flag), dotados de diferentes retos para poner en práctica los conocimientos. La idea es realizar encuentros con los amantes de la seguridad informática para demostrar sus habilidades en el mundo del hacking.Una de las plataformas que lo hacen posible es Hack The Box, una iniciativa que te permitirá resolver problemas y hacer contactos importantes. Eso sí, para obtener una invitación deberás hackear la web, otro reto más a batir.

Tampoco hay excusa para no practicar por uno mismo. Existen alternativas increíbles como Virtualbox, donde poder crear un laboratorio a medida. De ese modo podrás probar diferentes sistemas operativos, explorar sus debilidades, ofrecer soluciones se seguridad e incluso intentar reforzar sus flaquezas ante la ejecución de ciertas acciones.

Lo importante es no quedarse en los conocimientos generales sino seguir formándose con las tecnologías líderes del mercado.  Si la seguridad informática es algo que te apasiona, investiga y mejorarás mucho, aunque sea a través de la autoformación, algo complementario a lo que verás cada día en tu trabajo y que te permitirá no solo mejorar tus condiciones laborales sino aprender y disfrutar mucho.

Salidas, funciones y salarios en ciberseguridad

Estos expertos deben desarrollar diferentes estrategias para prevenir ataques cibernéticos. A la hora de implementar estas medidas de seguridad, resulta fundamental trabajar en equipo, aunque cualquier especialista de Ciberseguridad que se precie debe cubrir estas tareas:

El salario medio de uno de estos especialistas está en torno a los 30000 y 100000€ al año. El sueldo más bajo atañe a profesionales técnicos cualificados que tienen menor responsabilidad y poseen una experiencia inferior. Es el caso de un técnico de seguridad o un técnico de redes. Por otro lado, los salarios más elevados corresponden a los directores de sistemas de información.

En cuanto a las salidas profesionales de estas figuras especialistas en ciberseguridad hay muchas, aunque desde aquí te podemos dar algunas ideas al respecto:

  • Hacking ético
  • Consultor de seguridad informática
  • Administrador de seguridad (redes y sistemas)
  • Director de proyectos de ciberseguridad
  • Arquitecto de análisis de riesgos o de sistemas de seguridad
  • Perito judicial tecnológico
  • Ingeniero de ventas o de control de ciberseguridad
  • Analista informático forense
  • Gestor de protección de datos
SiXe Ingeniería